Este miércoles, a las 21 horas, en la sede del Consejo de Hermandades y Cofradías, se celebran elecciones a presidente de la Permanente

El Pleno de Hermanos Mayores, reunido de manera extraordinaria este lunes 21 de junio, ha aprobado por mayoría firmar un manifiesto en donde se exija al Secretariado Diocesano para las Hermandades y Cofradías que se cumplan con las normas para garantizar los procesos de cabildos de elecciones.

Esta sesión fue solicitada la pasada semana por 18 de los 36 hermanos mayores que pertenecen al Consejo de Hermandades y Cofradías, más de dos tercios que exige la norma para su convocatoria.

Durante el pleno los hermanos mayores reunidos expusieron las dudas surgidas tras la publicación del decreto del 4 de junio de 2021, que interpretada lo dispuesto por el artículo 45,
apartado 6o del Estatuto Base para las Hermandades y Cofradías.

Por mayoría se aprueba el manifiesto que solicita lo siguiente:

1.- La necesidad de aplicar la norma vigente según lo dispuesto en la misma, sin necesidad de decisiones, interpretaciones donde la norma es clara o decretos que vienen a generar una absoluta indefensión a los implicados en los procesos electorales.

2.- Que el Secretariado Diocesano para las hermandades y cofradías sea un organismo que realmente ampare a los cofrades, que atienda los recursos que se interpongan y que durante los conflictos que pudieran surgir muestren en su actuar un espíritu de caridad y humanidad con los implicados en los mismos.

3.- Que se garantice la existencia de una segunda instancia que realmente sea efectiva a la hora de poder recurrir cualquier decisión que sea susceptible de recurso, actualizando la normativa vigente en relación a los cabildos electorales para este fin.

4.- Que, a fin de evitar posibles conflictos de intereses, no pueda ser miembro del Secretariado ningún hermano mayor, y viceversa. Como cofrades creemos la necesidad de aconsejar fraternalmente a los organismos rectores en esta materia para que, atendiendo la inquietud surgida en relación a los asuntos anteriormente expuestos, pueda realizar un esfuerzo más de ayuda y de servicio generoso al importante colectivo de hermandades y cofradías que conforman la nómina de la diócesis.

Los hermanos mayores aprobaron, además, en este manifiesto, solicitar al presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías que inicie las gestiones para que tanto el Director del Secretariado Diocesano para las Hermandades y Cofradías, el Delegado Episcopal para las Hermandades y Cofradías y el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo concedan a una comisión que se nombre al efecto audiencia para poder exponerles directamente las inquietudes de las hermandades y cofradías, y se inicie el trabajo para la efectiva revisión de la normativa vigente, logrando así que sea más segura jurídicamente y, por tanto, más sólida en su función.

Por último, el pleno de hermanos mayores de Cádiz solicita al presidente del Consejo Local dé traslado del contenido de esta deliberación al resto de Consejos Locales de la Diócesis, para que a su vez sea trasladado a todas las hermandades de sus respectivas localidades, para su conocimiento y posibles adhesiones a este proceso que pretendemos iniciar para un mejor servicio de nuestras hermandades y una mayor integración, si cabe, en la vida diocesana.

ELECCIONES A PRESIDENTE DEL CONSEJO

Por otra parte, este miércoles 23 de junio de 2021, a las 21 horas, se celebran elecciones a presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías.
Los 36 hermanos mayores ha sido citados en la sede de la calle Cobos para emitir su voto -previa consulta con sus juntas de gobierno-, y otorgar su confianza al único candidato al proceso electoral, Juan Carlos Jurado Barroso.

El actual presidente se presenta con cuatro nombres renovados, Aitana García, Miriam Díaz, José María Reyna y Paula Otero, continuando el grueso de los últimos 4 años.

En esta nueva legislatura, el candidato a presidente del Consejo de Hermandades ha anunciado que trabajará por contar con una nueva sede, creará una figura del Consejero Jurídico para el asesoramiento de las hermandades, dará protagonismo a los delegados de día, entre otros puntos.

Para ser presidente del Consejo hay que acreditar una edad mínima de 25 años y una antigüedad de al menos cinco años en una hermandad gaditana, así como haber sido en alguna ocasión miembro de una junta de gobierno. El resto de miembros de la permanente, por su parte, tienen que acreditar que pertenecen a una hermandad desde hace al menos tres años; con la condición también establecida de que no puede haber más de dos miembros de una hermandad en esa junta permanente.